Yo trabajo en equipo…y tu?

Decía Vince Lombardi que “los equipos no son lentos físicamente sino inútiles mentalmente”. Esta y otras frases como, “los logros de una organización son los resultados del esfuerzo combinado de cada individuo”, le llevaron a ser uno de los entrenadores de fútbol americano más importantes de la década de los 60 y 70. Entrenó a los Green Bay Packers y entró en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Pofesional gracias a su carácter ganador y a inculcar a todos sus jugadores una idea por encima del resto: la importancia vital del trabajo en equipo. Este era parte de su discurso de bienvenida a nuevos jugadores:

Mi nombre es Vince Lombardi, le doy la bienvenida a los Green Bay Packers. A usted lo hemos elegido, lo hemos invitado aquí, porque pensamos que tiene el talento necesario y la habilidad para hacer el trabajo. Si tiene la dedicación y tiene también el orgullo necesario para formar parte de éste equipo construido en el orgullo, será uno de los nuestros. El equipo también se basa en la confianza, demuéstrenos que tiene la ambición y el sentido competitivo de que sucedan las cosas y créame que será un Packer. El futbol americano es un juego espartano que exige cualidades de sacrificio y esfuerzo. Vamos a pedirle que trabaje más duro que en toda su vida pasada, porque toda la historia de la liga de futbol americano prueba que muchos juegos se ganan en los últimos dos minutos de la primera mitad o de la segunda mitad. Y suele ser el equipo mejor preparado el que gana el juego. Vamos a exigirle 100% de esfuerzo todo el tiempo, algo menos que esto no sería suficiente. Es un juego también de grandes lecciones, requiere exhaustivo trabajo al punto de ser rutinario. Es un juego que brinda 100% alegría al ganar, 100% de felicidad al triunfar y que exige 100% de resolución al perder. El éxito del individuo, sin embargo está siempre sujeto a la satisfacción que reside en formar parte del éxito del grupo. Es un juego parecido a la vida, ya que enseña que la perseverancia y la dedicación, el trabajo competitivo y duro, el sacrificio y el respeto por la autoridad, son el precio que debemos pagar por lograr las metas más valederas.”

El sistema sanitario actual necesita (además de buenos gestores y dinero) que la idea de trabajo en equipo cale hondo en todos los trabajadores, piezas fundamentales del proceso asistencial. En una gestión por procesos todas y cada una de las áreas de la empresa tienen que funcionar en base a unos protocolos perfectamente estandarizados donde todos sus miembros conozcan cual es su rol y sus funciones. Nadie puede ir “por libre”, cada unidad tiene que funcionar en perfecta cohesión interna (p.ej: hospitalización= suma de: enfermería+auxiliares+médicos+lavandería,+limpieza+restauración+gestión de residuos+farmacia) y a la vez en perfecta comunicación externa (Calidad asistencial óptima= suma de: hospitalización+quirófano+admisión, etc…).

Trabajo en equipo= mucho más que la suma de las partes.

Puedes comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s