Esaluz #eSaludAST

3660836062_921da02500_oEsalud, esalud, esalud…o esaluz como he titulado a esta breve entrada.

Esa luz que no debemos dejar que se apague nunca.

Esa luz de la innovación.

Esa luz de la eSalud.

Esa luz de la creatividad.

Esa luz de la gamificación.

Esa luz de las RRSS.

Esa luz de la socialización.

Esa luz de disrupción.

Esa luz de la farmacia.

Esa luz de las nuevas tecnologías.

Esa luz del emprendedor.

Esa luz de los médicos.

Esa luz de la mHealth.

Esa luz de la enfermería.

Esa luz de las apps en salud.

Esa luz de los e-pacientes.

Esa luz de la salud.

En definitiva, no dejemos que esa luz se apague nunca y sigamos alimentándola con nuestras propuestas, creando nuevos retos y fomentando nuestra participación en foros de debate y comunicación como estas I Jornadas eSalud para médic@s, enfermer@s y farmacéutic@s en las que tanto hemos disfrutado estos días en Oviedo.

Logo-esaludAST-iTIC+SSM_1000x180

Hacer Telemedicina

Ayer dejaba mi opinión sobre la moda de escribir sobre Telemedicina y hoy lo sigo haciendo pero para transcribir una noticia que leía hace unos días en Cincodías.com que decía: “Movistar acelera en la telemedicina con nuevos servicios de asistencia en España”.

Cual es la diferencia entre lo que ayer presentaba y lo de hoy? Simplemente la temporalidad expresada:

  • ayer hablaba de proyectos de futuro, de futuro, de un futuro que para mi es ahora
  • hoy hablo sobre proyectos presentes que buscan afianzarse en el futuro
La telemedicina se ha convertido en uno de los pilares estratégicos de la nueva Telefónica Digital. En este sentido, la compañía anunció ayer la puesta en marcha en España un nuevo servicio, bautizado como Aquí estoy. El servicio, según explicó Jorge Fernández Miranda, responsable de la unidad global de ehealth de Telefónica Digital, está dirigido al ámbito familiar, y ayuda a los padres a saber las rutas que siguen los otros miembros de la familia. “Ayuda a saber, por ejemplo, si los hijos han llegado a casa en un determinado momento”, afirmó.

La oferta Aquí estoy se ha unido al servicio Help at Hand, lanzado recientemente en Reino Unido, que está destinado a ayudar a enfermos crónicos y ancianos a través de una teleasistencia las 24 horas del día. Según los responsables de Telefónica, esta prestación incorpora funciones específicas como el botón rojo de ayuda, seguimiento de las personas, monitorización de actividades o registro de caídas.

Son sólo 2 ejemplos de proyectos que están ocurriendo ahora mismo y que ven el presente como lo que es: el momento de apostar de una vez por todas y sin miramientos por la Telemedicina y todos sus beneficios.

Eso si, uno detrás de otro y en un orden lógico: de la A a la Z.

Escribir sobre Telemedicina está de moda

Eso creo.

Son cada vez más y más los blogs, médicos o de otras temáticas, los que desde hace un tiempo escriben sobre Telemedicina:

prestación de servicios de medicina a distancia. Para su implementación se emplean usualmente tecnologías de la información y las comunicaciones. La palabra procede del Griego τελε (tele) que significa ‘distancia’ y medicina. La telemedicina puede ser tan simple como dos profesionales de la salud discutiendo un caso por teléfono hasta la utilización de avanzada tecnología en comunicaciones e informática para realizar consultas, diagnósticos y hasta cirugías a distancia y en tiempo real.

Leo a diario entradas y noticias que se repiten una otra vez. Se habla y escribe mucho, pero la mayor parte de la veces se hece en futuro, cuando considero que el futuro es ahora mismo. No sé si se hace por no tener confianza al cien por cien en estos proyectos, o por que se ve que la realidad va mucho más lenta de lo que nos imaginábamos hace unos años.

Ayer me llegaba vía twitter una entrada de hace unos meses en el blog de Siemens, Ciudades del Futuro en la que se analizaba qué es la telemedicina, qué conceptos están surgiendo asociados a esta práctica y qué ventajas puede aportar a la salud. De entre todo el texto me llamaban la atención estos dos párrafos que nombraban sus ventajas:

  1. Acceso inmediato a información médica de un paciente independientemente de donde y cuando se registró: agiliza el proceso y mejora la eficacia en diagnósticos y tratamientos.
  2. Reducción de las listas de espera

El primer punto debería de ser el principio de todo esto, para que la telemedicina sea una realidad la información clínica del paciente tiene que ser accesible en cualquier momento tanto para el profesional sanitario como para el propio paciente. Si esto aún se ve lejos, no creo que sea posible pensar en el segundo punto.
Now is the time!!!!
Foto credit by Estedolor.com

Agricultura Certificada!!! Para cuando App Certificated?

Hoy dejo simplemente 2 apuntes muy cortos:

-primero, un video acerca de un sistema que desconocía y que me ha dado pié a escribir este post: Agricultura Certificada (AC):

          La Agricultura Certificada es un sistema de gestión de calidad de los procesos productivos en un sistema de Siembra Directa. Ha sido diseñado para mejorar la gestión empresarial y optimizar la eficiencia en el uso de los recursos. El resultado es mayor productividad, en el marco de un sistema ambiental y energéticamente sustentable.

 

-segundo, preguntas: ¿Para cuando un sistema de certificación de apps de salud? ¿En base a qué procedimientos y protocolos se diseñaría ese sistema? ¿Qué organismo sería el indicado para tal fin?

En un momento como el actual, en el que todos los días se implementa alguna aplicación nueva del salud, es necesario crear un sistema de normas o requisitos básicos para certificar la validez y buen uso de estas apps.

Pero desconozco cual es el camino a seguir.

La canción de hoy…

Herramientas pesadas?

No voy a escribir sobre los martillos hidráulicos ni sobre los grandes dumpers, a modo de Danny Foster en Extreme Engineering, tan solo quiero hacer una reflexión acerca de las herramientas que la web 2.0 pone a nuestra disposición, sus beneficios (tantas veces nombrados, pero tendremos que insistir para que a mucha gente le entre en la cabeza) y su uso.

Leía hoy mismo una gran entrada de @ChemaCepeda en el blog Salud Conectada, donde dejaba de manifiesto la saturación que existe en torno a las apps y las redes sociales aplicadas a la salud. Estoy de acuerdo con sus aportaciones, de hecho las hemos comentado ya en alguna ocasión en nuestras “reuniones” semanales de #hcsmeuES.

En uno de sus párrafos señala: “es ahora cuando realmente están saliendo a la palestra infinidad de redes sociales, grupos de discusión, comunidades de práctica, etc., que intentan captar la atención de profesionales y pacientes para aglutinarlos entorno a intereses comunes”.

Mi pregunta es: por qué no conseguimos llegar a toda esa gran masa que todavía no utiliza ni tan siquiera una herramienta?

Son muchos los profesionales sanitarios que siguen siendo reticentes a investigar qué es esto de la Salud 2.0 o a dejarse guiar en su uso diario, aún a sabiendas de que están ya probados sus beneficios (cito otra fenomenal entrada en el portal PM Farma, donde se aborda la sostenibilidad del SNS):

– Facilita el acceso a la atención sanitaria.
– Mejora la calidad de la atención.
– Aumenta la calidad de vida de los pacientes.
– Incrementa la seguridad del paciente.
– Optimiza el tiempo de los profesionales sanitarios.
– Ahorra costes y tiempo.
– Moderniza y mejora la eficiencia de la atención sanitaria.
– Asegura la transferencia de la historia clínica e información del paciente.
– Reduce el impacto sobre el medio ambiente.
– Contribuye a la competitividad de la economía en el seno de la Unión Europea.

“Masificar” el uso de estas herramientas tan “masificadas” no será fácil, sé que es un trabajo que nos llevará mucho tiempo, pero me produce un poco de “miedo” leer que ya tenemos la web 3.0 llamando a la puerta, cuando todos y cada uno de nosotros constatamos a diario el gran porcentaje de gente que sigue ajena al movimiento 2.0.

La canción de hoy es de una película que he visto este fin de semana:

Manuale D´amore 3