Coordinación

Recordando aún muchas de las cosas que vi y escuché el pasado viernes en las I Jornadas eSalud Enfermería Castilla y León, me venía a la cabeza la linda voz de Olga Navarro (@tekuidamos) y su genial presentación acerca de Comunidades de Práctica en Salud 2.0 y mira tu por donde este lunes ella misma lo colgó en slideshare. Una de las primeras imágenes de la presentación era un vagón de tren con unos grafitis en uno de los lados y Olga nos contaba cómo lo había realizado un equipo de grafiteros: durante solamente 8 paradas habían pintado la parte de los vagones por la que no se baja la gente, utilizando tan solo el poco más de un minuto que permanece parado el tren. Pensaba yo entonces en el gran trabajo de coordinación que tuvieron que desarrollar estas personas(vía sms o whatsapp, imagino).

Hoy lo sigo pensando y como ayer os hablaba sobre la importancia del trabajo en equipo dentro de la empresas y más concretamente en los entornos sanitarios, hoy quiero añadir al trabajo en equipo una buena dosis de coordinación:

“La coordinación es un proceso que consiste en integrar las actividades de departamentos independientes a efectos de perseguir las metas de la organización con eficacia. Sin coordinación, la gente perdería e vista sus papeles dentro de la organización y enfrentaría la tentación de perseguir los intereses de su departamento, a expensas de las metas de la organización.

El grado de coordinación dependerá de la naturaleza de las tareas realizadas y del grado de interdependencia que existe entre las personas de las diversas unidades que las realizan. Cuando estas tareas requieren que exista comunicación entre unidades, o se pueden beneficiar con ella, entonces es recomendable un mayor grado de coordinación. Cuando el intercambio de información es menos importante, el trabajo se puede efectuar con mayor eficiencia, con menos interacción entre unidades. Un grado importante de coordinación con toda probabilidad beneficiará un trabajo que no es rutinario ni pronosticable, un trabajo en el cual los factores del ambiente están cambiando y existe mucha interdependencia. Además, las organizaciones que establecen objetivos altos para sus resultados requieren un mayor nivel de coordinación.”

Rebuscando en la hemeroteca de la red, encontraba este artículo del año 2009, titulado “La necesaria coordinación sanitaria”, y depués de leerlo 2 veces creo que facilmente se podría aplicar al momento actual por el que atravesamos.

Falta coordinación o sobran coordinadores?

Qué bien nos venía un Anibal Smith!!!

Yo trabajo en equipo…y tu?

Decía Vince Lombardi que “los equipos no son lentos físicamente sino inútiles mentalmente”. Esta y otras frases como, “los logros de una organización son los resultados del esfuerzo combinado de cada individuo”, le llevaron a ser uno de los entrenadores de fútbol americano más importantes de la década de los 60 y 70. Entrenó a los Green Bay Packers y entró en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Pofesional gracias a su carácter ganador y a inculcar a todos sus jugadores una idea por encima del resto: la importancia vital del trabajo en equipo. Este era parte de su discurso de bienvenida a nuevos jugadores:

Mi nombre es Vince Lombardi, le doy la bienvenida a los Green Bay Packers. A usted lo hemos elegido, lo hemos invitado aquí, porque pensamos que tiene el talento necesario y la habilidad para hacer el trabajo. Si tiene la dedicación y tiene también el orgullo necesario para formar parte de éste equipo construido en el orgullo, será uno de los nuestros. El equipo también se basa en la confianza, demuéstrenos que tiene la ambición y el sentido competitivo de que sucedan las cosas y créame que será un Packer. El futbol americano es un juego espartano que exige cualidades de sacrificio y esfuerzo. Vamos a pedirle que trabaje más duro que en toda su vida pasada, porque toda la historia de la liga de futbol americano prueba que muchos juegos se ganan en los últimos dos minutos de la primera mitad o de la segunda mitad. Y suele ser el equipo mejor preparado el que gana el juego. Vamos a exigirle 100% de esfuerzo todo el tiempo, algo menos que esto no sería suficiente. Es un juego también de grandes lecciones, requiere exhaustivo trabajo al punto de ser rutinario. Es un juego que brinda 100% alegría al ganar, 100% de felicidad al triunfar y que exige 100% de resolución al perder. El éxito del individuo, sin embargo está siempre sujeto a la satisfacción que reside en formar parte del éxito del grupo. Es un juego parecido a la vida, ya que enseña que la perseverancia y la dedicación, el trabajo competitivo y duro, el sacrificio y el respeto por la autoridad, son el precio que debemos pagar por lograr las metas más valederas.”

El sistema sanitario actual necesita (además de buenos gestores y dinero) que la idea de trabajo en equipo cale hondo en todos los trabajadores, piezas fundamentales del proceso asistencial. En una gestión por procesos todas y cada una de las áreas de la empresa tienen que funcionar en base a unos protocolos perfectamente estandarizados donde todos sus miembros conozcan cual es su rol y sus funciones. Nadie puede ir “por libre”, cada unidad tiene que funcionar en perfecta cohesión interna (p.ej: hospitalización= suma de: enfermería+auxiliares+médicos+lavandería,+limpieza+restauración+gestión de residuos+farmacia) y a la vez en perfecta comunicación externa (Calidad asistencial óptima= suma de: hospitalización+quirófano+admisión, etc…).

Trabajo en equipo= mucho más que la suma de las partes.